martes, 29 de marzo de 2016

El pueblo no quiere entender.

El pueblo no entiende, no quiere entender. 

Europa pasará a los anales de la historia por la puerta de la vergüenza como la única civilización que murió sin querer defenderse.

Los mercados piden mano de obra barata.Todo aquel que apoye la acogida masiva de refugiados en Europa estará siendo cómplice de sus enemigos, el capitalismo.

Hemos de destruir el caballo de Troya que los tiranos esgrimen como argumento definitivo. Introducen por miles terroristas en nuestras naciones aprovechando la potente ola de refugiados e inmigrantes con la complacencia y la aprobación de la población autóctona.