jueves, 31 de marzo de 2016

Nietzsche..

"Yo amo a los que para hundirse en su ocaso y sacrificarse, no buscan una razón detrás de las estrellas sino que se ofrecen a la Tierra para que ésta pertenezca algún día al superhombre" 

martes, 29 de marzo de 2016

El pueblo no quiere entender.

El pueblo no entiende, no quiere entender. 

Europa pasará a los anales de la historia por la puerta de la vergüenza como la única civilización que murió sin querer defenderse.

Los mercados piden mano de obra barata.Todo aquel que apoye la acogida masiva de refugiados en Europa estará siendo cómplice de sus enemigos, el capitalismo.

Hemos de destruir el caballo de Troya que los tiranos esgrimen como argumento definitivo. Introducen por miles terroristas en nuestras naciones aprovechando la potente ola de refugiados e inmigrantes con la complacencia y la aprobación de la población autóctona.


El Estado de Derecho: ¡Es una farsa!

Los farsantes ideológicos de las democracias afirman sin vergüenzas alguna que el Estado de Derecho es el imperio de la Ley, esto es solo un término que han sido vaciado de significado por completo, pero que se arrojan a la gente como cuando al ganado se le echa pienso para que consuman y vivan tranquilos.


A la masa liberaloide hemos de recordarle una cosa: la ley es tan sólo una sentencia sobre el papel. La leyes proclaman un derecho o una obligación, pero no garantizan su propio cumplimiento. El Estado de Derecho es una farsa.

Estado de Derecho es permitir que pederastas, violadores y asesinos en serie se vean librados, de la noche a la mañana, de sus condenas. 

Estado de Derecho es permitir que un terrorista implicado en el asesinato de más de treinta civiles salga inmune de la cárcel por falta de pruebas, pese a que la policía haya insistido mil y una veces en su culpabilidad. 

Estado de Derecho es sorna, burla a las víctimas; es el amparamiento del criminal sobre la víctima. Es, en suma, una palabra vacua impresa sobre un papel inútil. ¡Es una farsa!


Dos conclusiones importantes:



La primera,
Que ninguna corriente de pensamiento político será fecunda si basa su ideario en la enemistad, aunque entre los objetivos de dicha corriente se incluyan cambios que se oponen totalmente al sistema que se desea cambiar. 

La segunda.
Que el socialismo es la única doctrina con el suficiente ímpetu sanador para lograr construir una sociedad más justa, que es sin duda el objetivo más noble al que se puede aspirar. 

La justicia ha de servir como elemento de comunión entre los hombres, y comunión significa paz; ahora bien, bajo ciertas circunstancias la única manera de encontrar la anhelada justicia exige de ciertos sacrificios. Ningún sistema se ha implantado a lo largo de los siglos sin la intervención de las armas.

Las acciones de cualquier índole, sin embargo, requieren de un principio que las mueva, la cuestión fundamental reside en saber si dicho principio justificará los medios que se utilicen para alcanzarlo. Porque el socialismo no es solamente el cambio en las relaciones sociales, en la titularidad de los medios de producción y en la repartición de la riqueza. El socialismo es un sentir, una forma de vida.

Cada individuo se ve necesariamente afectado por las circunstancias de la nación a la que pertenece, por ello su involucración en las cuestiones de Estado mediante la política es una consecuencia lógica. 

Este proceso desemboca inequívocamente en el patriotismo, no en aquél del que alardean tendencias derechistas para ahondar las diferencias entre clases, sino ese al que el mismo filósofo se refería al afirmar: el patriotismo verdadero es la crítica de la tierra de los padres y construcción de la tierra de los hijos.

Recuerda quién eres



Recuerda quién eres, cuando la noche se bata sobre ti; cuando todo creas perdido. Recuerda, quién eres, de quién procedes; recuerda que estas aquí porque los que te precedieron vencieron a la adversidad.
No te sientas vencido, ni aún vencido,
no te sientas esclavo, ni aún esclavo;
trémulo de pavor, muéstrate bravo,
y arremete feroz, aun mal herido.
Ten el tesón del clavo enmohecido
que ya viejo y ruin, vuelve a ser clavo;
no la cobarde estupidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.
Se como Dios que nunca llora;
o como el diablo, que nunca reza;
o como el robledal, que en su grandeza
necesita del agua, y no la implora…
Que ruja vengadora,
cuando ruede por el suelo tu cabeza.

lunes, 28 de marzo de 2016

El Mito



Un Mito es siempre nostalgia de los orígenes, pero también es siempre visión, que puede ser también, a veces, como en algún caso que conocemos bien, degeneración del mundo.

Lo que queda para mantener unida a lo que se ha convertido en sociedad, es el lazo siempre precario y contingente creado por la alianza de intereses egoístas de grupos de individuos, de clases, de partidos, de cultos, de sectas. La verdadera dimensión humana, que es dimensión histórica, se ha perdido.

La sociedad de las masas en realidad ya no se preocupa ni del pasado ni del futuro, sólo vive en el presente y por el presente. Así, ya no se hace política, sólo economía, y economía de la peor calaña, condicionando todos los reflejos sociales. 

domingo, 27 de marzo de 2016

El ser fuerte

El ser fuerte produce debilidad entre los mas débiles..

Moderno Estado de derecho

La idea del moderno Estado de derecho se afirmó con una ideología que admiten la violación de las leyes naturales en el orden jurídico vigente.

Alinea tu destino con el destino del grupo..

Si temes más a tu propio gobierno que a sus enemigos externos es un indicador de una tiranía totalitaria..el mismo estado de vigilancia progresista funciona así..fascismo y totalitarismo pueden ser confundidos en el imaginario popular.. !pero no son la misma cosa¡.

Para la mayoría de la gente, el fascismo evoca un pueblo forzado en férrea conformidad por un gobierno todopoderoso. El fascismo político del siglo XX tenía muchas otras características, y fueron instituidos diferentemente en diversas naciones. Gobiernos fugaces y opresivos no son únicos al fascismo del siglo XX. El Islam y el marxismo han producido crueles estados policiales con mano de hierro.

La mayoría de la gente asocia los males del fascismo con una institución burocrática de arriba hacia abajo, pero a mí los fasces aparecen para simbolizar una idea de abajo hacia arriba. 

Las varillas de los fasces representan la fuerza y la autoridad de un colectivo masculino unido. Ése es su atractivo primitivo. La verdadera unidad tribal no puede ser impuesta desde arriba. Es un fenómeno orgánico. 

La profunda unidad proviene de hombres atados por una cinta roja de sangre. La sangre de la catastrófica necesidad que une a la banda de hermanos se transforma en la sangre del legado y del deber que une a la familia, a la tribu, a la nación. Los fasces capturan la imaginación masculina porque parece simbolizar la voluntad unificada de los hombres.

Los hombres prefieren creer que ofrecen su lealtad por elección, ya sea si verdaderamente lo hacen o no. La libre asociación o su mera apariencia es la diferencia entre los hombres libres y esclavos. 

Si no puedes marcharte, eres un prisionero. Si decides quedarte, si decides alinear tu destino con el destino del grupo y someterte a la autoridad colectiva del grupo, eres un miembro, no un esclavo. Como miembro, debes aportar el peso de tu hombría a una confederación unificada de hombres.

sábado, 26 de marzo de 2016

El mediocre..

El mediocre es un ser sin personalidad que se deja amoldar o domesticar por el medio social en el que vive...

El hombre mediocre no tiene ideas propias, sino que piensa y dice lo que otros dicen. Aunque puede tener talento o buenas cualidades, sean estas intelectuales o artísticas, ellas no le garantizan su autonomía y creatividad. 

El hombre mediocre puede poseer talentos, pero esto no quiere decir que los desarrolle y que los llegue a perfeccionar.

Cada individuo es el producto de dos factores: la herencia y la educación. La herencia se refiere al factor genético, la educación a todo lo que este recibe desde la cuna a la sepultura.

Y es que el hombre mediocre es el hombre masa, el ser que se pierde en la multitud y que no se atreve a ser diferente. Por algo dijo Séneca: cuando estuve entre los hombres, me volví menos hombre.

Otra característica del hombre mediocre, no menos deplorable, es la fuerte inclinación que tiene por la “envidia”. La “envidia” es la otra cara del hombre mediocre, sumadas, por supuesto, a la arrogancia y a la soberbia.

Otro aspecto que también es alarmante es el de saber enfrentar el binomio entre creerse y ser. Una cosa es creerse un gran artista o un gran intelectual y otra cosa, muy distinta por cierto, es serlo. La aptitud del creído contradice la aptitud del hombre superior. Es una falsa percepción de uno mismo.

viernes, 18 de marzo de 2016

Anthony Ludovici en el cap. 3

El historiador y filósofo Anthony Ludovici en el cap. 3 de su libro A Defense of Conservatism de 1927  dice:

Carlos I... creía en asegurar la libertad personal y la felicidad de la gente..Él protegió a la gente no sólo contra la rapacidad de sus patrones en el comercio y la manufactura..sino también contra la opresión del fuerte y el grande...




Tocqueville diagnosticó este mal

La élite hostil que gobierna el destino de occidente irá hasta el final, los políticos no son elegidos sino seleccionados por una jerarquía oculta.


Tocqueville diagnosticó este mal en la democracia moderna hace dos siglos:

La voluntad de hombre no está destruída, sino ablandada, doblegada, dirigida, y constantemente impedida de actuar, tal poder no destruye sino que impide la existencia, no tiraniza sino que reduce, enerva, extingue y estupidiza a la gente, hasta que cada nación quede reducida a no ser nada mejor que una multitud de animales tímidos y laboriosos, de los cuales el Gobierno es el pastor. 


Y ninguna élite en la historia ha mostrado tantas señales de hostilidad.


¡Oh, que yo no tenga súbditos enemigos
cuando extranjeros adversos atemorizan mis ciudades
con el espantoso despliegue de la invasión violenta!

Shakespeare

Estamos presenciando una cosa que nunca antes ocurrió en la Historia, la rendición voluntaria de una civilización entera.

La unidad ética

La inversión en la estructura social y tradicional que ocurrieron en nombre del "pueblo", fueron juegos de poder que buscaban la rotura de los vínculos espirituales, sólo para hacerlos sustituír por lazos materiales. 

La ley no escrita que había existido entre gobernantes y gobernados basada en lealtades y deberes recíprocos, fue reemplazada por el sucio dinero, donde los nuevos amos del dinero no tenían ningún deber hacia sus subordinados económicos aparte de pagarles salarios de mierda al precio más bajo posible, una situación que continúa ampliamente en la misma manera hoy. La unidad ética que existía fue eliminada por el motivo de la ganancia grosera y la "lucha" entre clases...

La concepción tradicionalista

La concepción tradicionalista es distinta de la tiranía de clases de las sociedades degradadas y decadentes..


Es un error suponer que la jerarquía del mundo tradicional está basada en una tiranía de las clases altas, esa es simplemente una concepción "moderna", completamente ajena al modo tradicional de pensar.


El tradicional sentido del deber hacia principios superiores a uno mismo. 

Cuando el derecho y la primacía de intereses más altos que los del plano socio-económico, cuando el tradicional sentido del deber hacia principios superiores a uno mismo, no son respaldados, !entonces no hay ninguna jerarquía, ! ningun orden ¡ si una autoridad superior no es otorgada por aquellos hombres..grupos y organizaciones que representan y defienden esos valores e intereses..¡ estamos perdidos ¡ no defender tus valores representa la injusticia y la crueldad en un desorden social en el cual la humanidad es bestializada y despojada de cualquier sentido moral y ético y en cambio prevaleceria la defensa a todos los Dogmas y "problemillas" que son considerados como importantes dentro de esta sociedad pervertida..decadente y putrefacta..

lunes, 14 de marzo de 2016

Tenemos dos grandes bienes.



Tenemos dos grandes bienes, la cultura griega: cerebro limpio, lucido y el Orden romano.

Hay cientos de ciudades romanas importantes, Mérida, un campo inmenso de ruinas romanas.. vas a Sevilla, ¡es Italica! vas a pueblos perdidos, como Ronda, en el fondo de Andalucia, con un teatro para 12 mil espectadores ¡ ¡Cartágo, es  Cartagena, Numancia, Terraco es Tarragona, esta es la Europa de esa época, porque fue la verdadera Europa ¡la del orden¡


miércoles, 9 de marzo de 2016

La época de la culpa se ha terminado.

La civilización occidental es el patrimonio de nuestra gente..¡ de nadie más!.. ¡De la nuestra!..y vamos a recuperarla.
Han inventado la falsa ecuación de que la civilización occidental es equivalente a opresión eterna, explotación y crueldad, y que su gente por lo tanto no es digna de ser respetada, selectivamente han magnificado, distorsionado y mentido, sólo enfocándose siempre en lo negativo.

La época de la culpa se ha terminado, no pediremos perdón por nuestros logros, nuestra historia no puede ser usada como un arma contra nosotros, no estamos en deuda con nadie, nuestro glorioso pasado es un asunto de orgullo para nosotros, independientemente de lo que hayamos hecho en el pasado, sólo nos inspira hoy para hechos aún mayores mañana.

Esto tiene que terminar. La ignorancia sobre los gloriosos logros de nuestra civilización, el número incalculable de vidas que ha salvado, y los aspectos positivos que ha llevado a la gente del mundo tiene que ser enmendada. Es tiempo para abordar agresivamente esta cuestión, y comenzar a trabajar duro para ponerle un fin a este engaño masivo que infecta las filas de nuestra gente, impuesto sobre ellos por los auto-designados dioses de este mundo.


¡Es debido a nuestra civilización que las vidas de aproximadamente 5.000 millones de personas han sido salvadas!. ¡La civilización de nadie más, sino la nuestra! Es debido a nuestra civilización que el 40% de la población de la Tierra hoy puede seguir comiendo. Es en gran parte debido a nuestra civilización que la población del mundo aumentó de 2.500 millones a 7.000 millones dentro del espacio de 70 años. Es debido a nuestra civilización que la esperanza de vida de los pueblos en muchas partes del mundo prácticamente se ha duplicado, y que las tasas de mortalidad infantiles han sido reducidas, y que la viruela ha sido erradicada, y que una gran multitud de enfermedades mortales es evitable ahora, y ya no mata a incontables millones.


Es debido a nuestra civilización que innumerables tecnologías han sido exportadas a naciones en desarrollo, creando el entramado mismo de prácticamente el mundo moderno entero. ¡Nuestra civilización exploró el planeta, implementó la electricidad, perfeccionó los principios de la ingeniería, etc etc..

Todos estos logros supremos y muchos, muchos más. Éstos son logros dignos del nivel más alto de orgullo. Nunca ha habido ninguna civilización que haya igualado siquiera remotamente a la nuestra. Sume cada logro de cada otra cultura, sociedad, civilización o gente, y luego multiplíquelo por 100 o incluso por 1.000, y usted todavía no estaría ni siquiera cerca de la interminable miríada de tecnologías que salvan vidas y avances beneficiosos que la civilización occidental ha proporcionado al mundo. Y ahora mire los agradecimientos que nuestra civilización ha recibido por todo esto...

domingo, 6 de marzo de 2016

El Destino de un Pueblo

Para que un pueblo particular sobreviva, prospere y evolucione debe tener un hogar, un lugar para habitar, ya que debe establecer un equilibrio armonioso con la Naturaleza. Lo más importante de todo, dicho pueblo debe tener o establecer su propia identidad, y poseer un sentido o una comprensión de su Destino único, un sentido de perspectiva y un sentido de orgullo. 

La comunidad debe valorar sus propias tradiciones, su herencia y su cultura, por cuanto ellos deben procurar mantener vivo a su pueblo mismo. Esto significa que ellos deben mantener pura su sangre casándose entre su propia clase racial. 

Los individuos de aquella comunidad deben ser alimentados con buena comida, puesto que ellos deben ser o llegar a ser físicamente sanos. La tierra misma debe ser cuidada, ya que la gente depende de su bienestar. Así existe, o debe ser desarrollada, una conciencia de Sangre y Suelo, de Pueblo y Patria.

El Destino de un pueblo particular puede ser hecho manifiesto en una patria. Una patria es una sociedad étnica o comunitaria que mora en un lugar particular o patria. Para ayudar a la Naturaleza, y para evolucionar posteriormente, las sociedades de pueblos deben ser creadas sobre una base de alcance mundial para preservar y ayudar a cada pueblo único o raza que la Naturaleza ha desarrollado. Hacer otra cosa es socavar y destruír lo que la Naturaleza se ha esforzado por crear; es dañar arrogantemente a la Naturaleza misma.


Sólo una sociedad comunitaria, una sociedad, Estado o nación étnicos es una sociedad orgánica o viva, y sólo una tal sociedad viva y sana puede ayudar a la Naturaleza y fomentar la evolución de nuestra propia especie. Todos los otros tipos de sociedad, por muy bien intencionadas que sean, son contrarias a la Naturaleza y anti-evolutivas ya que todas ellas dañarán a la Naturaleza, probablemente de manera irrecuperable.


Una sociedad viva tiene un propósito supra-personal, una lucha por hacer real su Destino. De esa manera, los individuos de tal sociedad poseen un objetivo supra-personal. Básicamente, una sociedad racial es la voluntad organizada de dicho pueblo. Es una sociedad ordenada llena de individuos auto-disciplinados que voluntariamente cooperan juntos para su propio mayor bien, porque ellos saben o sienten que una tal sociedad ordenada y auto-disciplinada los hace individuos mejores y más sanos, y les da una oportunidad para cumplir el real propósito de sus vidas. 

Así pueden ellos, y su comunidad, evolucionar, y una nueva raza más alta de seres humanos nace. Los valores de una sociedad son los valores del idealismo y la nobleza, la búsqueda y la lucha por la excelencia personal.

Nuestra Naturaleza

En nuestro mundo moderno, con su tecnología, su materialismo y su sociedad de consumo, el individuo en gran parte ha perdido u olvidado el vínculo, lazo o nexo, que existe entre él.

Ese vínculo existe porque el individuo es un organismo vivo, con un pasado orgánico, y porque ese organismo para su salud y su misma vida depende de la Naturaleza. Es una falacia moderna el que nosotros, como individuos, como seres humanos, somos de alguna manera diferentes o superiores a la Naturaleza. 

Le pertenecemos, somos parte de la Naturaleza, de los procesos creativos, vitales y biológicos de la Naturaleza, tanto como los árboles o los animales salvajes le pertenecen.

Para entender el vínculo que existe entre nosotros y la Naturaleza debemos entender nuestro propio imperativo biológico, nuestro Destino como organismos vivos. 

Este Destino no sólo explica el nexo entre nosotros y la Naturaleza, sino que también nos permite entender cuál es el sentido de nuestra vida, cuál es el propósito de nuestra existencia, aquí en este planeta que llamamos la Tierra. Todos los seres vivos en este planeta, todos los organismos, están sujetos a las leyes de la Naturaleza, al imperativo biológico implícito en la vida misma. 

De este modo, todos los organismos nacen, todos ellos tienen el potencial para crecer; todos ellos, si están sanos, procuran reproducirse o tener descendientes; y todos ellos, como organismos individuales, deben morir. 

Todos los organismos también tienen el potencial para cambiar, para adaptarse a las condiciones que ellos encuentran o en las que se encuentran, aunque para la mayor parte de los organismos esta adaptación, esta evolución, para ser sensible o significativa, ocurre durante muchas generaciones.

Lo que debe ser entendido es que nuestra comunidad es nuestra conexión con la Naturaleza y de ese modo con el cosmos mismo. Así como somos la Naturaleza hecha manifiesta en un organismo individual, así nuestro pueblo es un organismo que manifiesta la Naturaleza.

viernes, 4 de marzo de 2016

La imprudencia del Liberalismo

Los abusos del capitalismo, consisten en la injerencia de poderes económicos privados en la vida política. El capitalismo tiende al monopolio, es decir, a la supresión de una condición esencial de su vitalidad: la competencia. 

El capitalismo tiende igualmente a la creación de intereses opuestos a los de la Nación. Estimamos que es necesario destruir al capitalismo en la medida en que deviene monopolista por hipertrofia, en la medida en que ingiere en la política por la concentración de medios.

Estimamos que es necesario destruir al capitalismo en la medida en que deviene monopolista por hipertrofia, en la medida en que ingiere en la política por la concentración de medios.

La imprudencia del Liberalismo consiste en la plena libertad política dejada a los magnates del acero y del petróleo. El estado comunitario europeo preferirá que haya muchas pequeñas y medianas empresas libres, y una cantidad, indispensable de empresas gigantes debidamente controladas.


El marxismo dogmático lo quiere nacionalizar TODO, el Liberalismo lo quiere dejar hacer todo. El comunitarismo quiere conservar el control político absoluto dejando subsistir lo máximo posible de libertad económica.